Lunes, 06 Octubre 2014 05:27

Tabla de Alimentación Diaria de Cachamas

Un cordial saludo a los acuicultores y acuicultoras con quienes he tenido el honor y el placer de compartir para la construcción de un modelo piscícoala venezolano.

Finalmente terminé la tabla de alimentación diaria de cachamas, generosamente facilitadas por el Sr. Córcino Díaz, productor del estado Barinas, reconocido nacionalmente por su oferta de larvas y alevines de cachama y coporo.

Esta tabla permitirá mayores análisis de los cuales se derivan proyectos socio productivos. Incluso, con la aplicación de técnicas que soportan sistemas intensivos y muy intensivos.

Estos análisis, que ayudarán a construir y afinar nuestro propio modelo se enriquecerán en la medida en que hagamos aportes sobre nuestras experiencias en colectivo.

Les invito a dos cosas: Primero que hagan los aportes de sus experiencias a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Segundo, a estar pendientes de articulos vinculantes con los que se consolide nuestra plataforma productiva.

Reitero mi agradecimiento al Sr. Córcino Díaz.

 

A la espera de sus comentarios,

 

Ing.MSc. Vicente Contreras

 

Lunes, 14 Abril 2014 07:15

Seguridad Agroalimentaria, Independencia y Soberanía Nacional

 
Para Venezolanos y Venezolanas:
 
Nosotros, (Venezolanos y Venezolanas) nunca obtendremos soberanía agroalimentaria e independencia hasta tanto no produzcamos nuestras materias primas y los alimentos para animales a partir de ellas. Esto significa que el piso agrícola que en la actualidad se siembra en el extranjero debe ser sustituido nacionalmente y producir la comida para nuestros animales. El costo del alimento generado con nuestras materias primas producidas localmente pudera estar en el rango entre el 33 y 50% del costo del alimento comercial disponible.
 
A veces he tratado de explicarme por qué los trabajos desarrollados en Venezuela orientados hacia nuestra independencia y soberanía agroalimentaria no han terminado de consolidarse, ni en la cuarta ni en la quinta república, y salvo los intereses de la oligarquía nacional unida con intereses foráneos de mantenernos sometidos y sostener equilibrada la balanza comercial entre el consumo energético y la suplencia de productos alimenticios en contraparte y la subyugación que representa estar sometido por el hambre, no he concebido un argumento válido que tenga mayor fuerza.
 
Y es que los alimentos son un argumento político poderoso para inducir cambios sociales, y hay numerosos ejemplos: los más recientes los ha sufrido Venezuela a través del desabastecimiento, escasez, acaparamiento, especulación, contrabando de extracción, e incluso destrucción: por vencimiento, desperdicio (millones de litros de leche botados al lago, millones de huevos enterrados) y más recientemente por la quema de transporte y de centros de almacenamiento y distribución. De vieja data pudiera hacerse referencia a las políticas agrarias de Marcos Pérez Jiménez para consolidar la producción agrícola nacional en una Venezuela de agricultura independiente lo cual junto con el plan ferrioviario nacional, no era conveniente para una colonia petrolera de los EE.UU. que tenía el objetivo de colocar los excedentes alimenticios de su agricultura y hacer crecer su industria automotriz; la Ley de Reforma Agraria del año 1961 fue un saludo a la Bandera carente de voluntad política para aplicar los artículos más álgidos a los intereses oligárquicos, los que eliminaba el latifundio, por ejemplo. Proyectos y planes concretos han resultado en elefantes blancos, verdes y rojos.
 
Aun cuando todavía no se dispone de cifras oficiales sobre la producción nacional: avícola, piscícola y porcícola en el año 2013, sin ser adivino yo se que decreció en función de la interacción con innumerables productores a lo largo y ancho de Venezuela, que abandonaron sus rubros de producción, sacrificaron sus planteles de cría o sencíllamente quebraron por las implicaciones del costo de los alimentos para animales y las regulaciones de precio nacional.
 
Tampoco soy adivino para asegurar que en el 2014 el más reciente estrangulamiento de la producción animal debido a un incremento de 30% en el costo de los alimentos comerciales, según lo sufren y declaran los productores, va a tener una incidencia en los niveles de producción.
 
Estas situaciones tienen una explicación política sujeta a la guerra económica a la que se ha sometido al Estado Venezolano y que debe agravarse para consolidar la desestabilización social que produzca el cambio anhelado por los conspiradores internos y externos.
 
Sobre mi propia experiencia, muchas veces me he preguntado porqué trabajos y propuestas generadas por equipos humanos y otros generados bajo mi coordinación no se han asumido y masificado y no tengo una respuesta, máximo porque estas propuestas oficialmente canalizadas datan desde el año 1996 relacionadas con tecnología autóctona orientada a la alimentación para bovinos, en el 2000 alimentación para aves, en el 2005 alimentación para peces (cachama y tilapia), 2000 y 2001 alimentos  para cerdos. La mayor bondad es que estas propuestas se sustentan con modelos Venezolanos.
 
Te invito a visitar las páginas www.otraoptica.blogspot.com
 
Ojalá tuviera chance y la fuerza de convencerte de que, “Venezuela es Tierra de Gracia, que el éxito es la forja de las luchas de su pueblo bravío, altruista generoso y bendito por Dios” y que en la actualidad es el faro que alumbra a los pueblos del mundo para guiarlos en el tránsito hacia la nueva era y hacia la única posibilidad de sobrevivencia de la especie humana sobre el planeta.


Vicente Contreras
Sábado, 21 Septiembre 2013 06:42

Pellets vs extruder, un mito detrás de intereses

Por: Ing.MSc. Vicente Contreras Julio 2013

 

En el camino de la dependencia tecnológica, sorprende la facilidad con que hemos asumido algunos conceptos que nos van distanciado de nuestras técnicas de producción al punto de olvidar o relegar nuestra herencia cultural.

Aunque en Venezuela la cría confinada de peces se inició relativamente tarde en comparación con otros países, a pesar de la gran desinformación y complejidad que implica la alimentación de los peces en función de su diversidad, se generaron incluso normas de calidad de los alimentos que a juicio de especialistas, de la oferta comercial que se genera en la práctica, la luz del conocimiento acumulado y los avances científicos, debe revisarse a profundidad en el marco de nuestra realidad.

Un punto a favor de la producción de alimentos para peces usando recursos locales es que coexistimos un momento histórico con países que tienen tradición milenaria en la producción confinada de peces alimentándolos con sus recursos, diferentes a los alimentos concentrados o balanceados como los conocemos.

En Venezuela, a diferencia de la década de los 70’s y 80’s cuando el interés en la acuicultura estaba en auge, los alimentos extrusados prácticamente no se utilizaban para el consumo de los peces. De hecho, la introducción y consumo de alimento extrusado se ha basado sobre hipótesis de que una mejor flotabilidad ofrecen mejores rendimientos en pescado, lo cual se ha demostrado que es falso, según los trabajos realizado por Pokniak et al., 1999 y Aguilar et al., 2010, alimentando, respectivamente, truchas y tilapias.

En el libro fundamentos de la acuacultura continental, en el capítulo el cultivo de la cachama, González, R. (2001) describe resultados gráficos concluyentes que comparan la respuesta de los peces alimentados con “alimentos para peces” extrusados vs alimentos para pollos peletizados la primera diferencia en esta comparación no es la forma del alimento sino la composición, hay un diferencial proteico en el rango entre 7 y 17% de proteína cruda a favor del alimento extrusado.

Según Aguilar et al., 2010 y Pokniak et al., 1999 lo que varía a favor del alimento extrusado es la eficiencia en el consumo y que no hay justificación económica para su uso en el corto plazo en función del alto consumo de energía del proceso (que lo hace no sustentable, nota de Vicente Contreras) y el alto costo de las maquinarias y equipos existentes en el mercado.

Especial importancia reviste el trabajo de Pokniak et al., 1999), ya que ellos trabajaron con trucha arcoíris. Siempre se le ha dado mucha importancia al alimento extrusado para la cría y levante de este pez. Es importante señalar que a la cosecha no hubo diferencias en el peso final, que en una de las etapas de mayor consumo no hubo diferencias en la conversión alimenticia entre pellets y extrusados y que la conversión alimenticia determinada al final fue aproximadamente de 1,4 cuando se utilizó alimento pelletizado.

Es importante analizar las conclusiones de los más duros defensores del proceso de extrusión, primero que son vendedores de maquinarias y equipos de extrusión (Muñoz, O. 2004) o vendedores de alimentos o aditamentos para extrusados Acuavac Ergosan (2009) Boletin Técnico: Alimento Complementario para Peces; segundo, sobre los elementos de respuesta animal no hay diferencias con los alimentos pelletizados; tercero, sobre factores de flotabilidad, en el tiempo, los extruders se comportan igual que los pellets, cuarto, justifican su uso sobre la premisa de acondicionamiento de carbohidratos cuando se sabe que la energía de los peces se metaboliza a partir de las proteínas, y prácticamente justifican el uso de extrusados en la baja carga bacteriana.

Muñoz, O. 2004, se extiende y detalla el sistema de extrusión y aunque concluye sobre la carga bacteriana, no presenta en el trabajo ningunos datos que apoyen su conclusión o referencias que la sustenten. Sobre el punto de carga bacteriana, vale la pena dejar claro que el sistema inmunológico de los peces es mucho más eficiente que el de los animales terrestres, Que los peces están adaptados al consumo de una alta carga bacteriana que habita en el tracto digestivo de los otros peces, pero además, el procesamiento ambos alimentos pellets y extruder generan calor que junto a la deshidratación, uno presume destrucción de microorganismos. Por supuesto hay que considerar que los 150 oC que se generan en la extrusión además de la eliminación de microorganismos a nivel de esterilización, necesariamente inciden en la desnaturalización de nutrientes en los que las proteínas, las enzimas y las vitaminas son los más afectados, adicionalmente, hasta donde se ha podido investigar no hay trabajos que relacionen, por lo menos directamente la carga bacteriana con el tipo de alimento pellets o extruder.

Sobre la calidad alimenticia del alimento extrusado, vale la pena analizar la presentación del profesor Ojeda, A. (2010) en ella expresa el impacto negativo o antagónico del procesamiento, cuando los objetivos del procesado no están claramente definidos o son contradictorios, pone como ejemplo la gelatinización del almidón en iniciador de lechones rico en proteína lisina. Por un momento considérese que el alimento para peces puede tener el doble o triple de proteína de este alimento y se supone que debe ser de un perfil proteico equilibrado.

Finalmente debo expresar mi opinión sobre las evaluaciones económicas con que se ha querido justificar el proceso de extrusado sobre el pelletizado en modelos foráneos. En la provincia venezolana, en las realidades locales y economía de escala, es secundaria esta comparación ya que la base para la fabricación de alimentos usando recursos forrajeros nacionales de enorme potencial productivo y bajo costo, con incidencia mínima en el costo de acarreo y flete sobre las materias primas y alimentos finales al igual que el costo energético para el procesamiento que también es mínimo en comparación con los productos comerciales existentes en el mercado.

 

Referencias Bibliográficas y fuentes de información:

Aguilar, F.; G. Afanador y A. Muñoz-Ramírez (2010) Efecto del Procesamiento de yla Dieta sobre el Desempeño Productivo de Tilapia Nilótica (Oreochromis niloticus var. chitralada) en un Ciclo Comercial de Producción. Revista de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. Departamento de Ciencias para la Producción Animal, Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia
Universidad Nacional de Colombia, Bogotá.

González, R. (2001) El Cultivo de la Cachama en Fundamentos de Acuacultura Continental . En: Colombia  ISBN: 0  ed:  , v.1 , p.329 - 346  ,2001

Muñoz L. Osvaldo (2004) Comparación entre Extruído y Pelletizado en Alimentos de Camarones. Director de Ventas Latinoamérica Extru – Tech Inc. Parque Norte 12800-8, Lo Barnechea – Santiago, Chile. P.O.Box 8 – 100 Airport Road, Sabetha, Kansas 66534, USA. Avances de Nutrición Acuícola VII. Memorias del VII Simposium Internacional de Nutrición Acuícola, Hermosillo, Sonora, México.

Ojeda, A. (2010) Procesamiento de Alimentos: Elaboración de Alimentos Balanceados para Animales. Universidad Central De Venezuela. Facultad de Agronomía. Departamento de Producción Animal. Cátedra de Recursos para la Alimentación Animal. Campus Maracay. Presentación Power Point.

Pokniak, J.; S. Cornejo; C. Galleguillos; C. Larraín y J. Battaglia, (2001) Efectos de la extrusión o peletización de la dieta de engorda sobre la respuesta productiva de la trucha arcoiris (Oncorhynchus mykiss) tamaño plato, Departamento de Fomento de la Producción Animal, Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Universidad de Chile. Santiago, Chile.